Qué es la logopedia y ejercicios que se pueden hacer

que es logopedia

 Quizás te preguntas qué es la logopedia y para qué sirve, qué puede hacer un logopeda o buscabas por Google ejercicios de logopedia para niños o adultos. En este post lo vas a encontrar. Primero vamos a darte una definición para que entiendas bien el concepto y en segundo lugar te propondremos algunos ejercicios de distinto tipo para que los puedas practicar según tu problema, o el del familiar o amigo que los necesite.

Qué es la logopedia: definición

 La definición médica de logopedia, según el Consejo General de Colegios de Logopedas, consiste en el “estudio del proceso comunicativo y la prevención, diagnóstico y tratamiento de sus trastornos”. A veces también se la conoce como fonoaudiología.

Los logopedas tratan con personas que presentan alteraciones en el uso de la comunicación y el lenguaje. Sus tratamientos van orientados a mejorar la calidad de vida y capacidad de comunicación de los pacientes.

 Tienen un campo muy amplio, ya que existe la logopedia infantil y adolescente hasta el tratamiento de trastornos del lenguaje en personas adultas. Tratan problemas como:

  • Retraso del lenguaje y fonológico
  • Trastornos del lenguaje
  • Afasia
  • Tartamudez
  • Trastornos en la comunicación no verbal
  • Amusias
  • Disglosias
  • Retraso lector

Como ves, el logopeda no sólo se ocupa de lo que respecta al habla, sino al lenguaje general, tanto escrito como hablado.

logopedia niños

Ejercicios de logopedia

 Los ejercicios de logopedia que debe practicar cada paciente se configurarán en función del diagnóstico que haya emitido el logopeda, o la situación en la que se encuentre la persona.

Por ejemplo, existen ejercicios para estimular el habla en los niños pequeños cuando están aprendiendo. Uno de ellos es, por ejemplo, hacer muecas y movimientos muy exagerados para pronunciar palabras y sílabas, lo que ayudará al niño a poder identificarlas mejor e imitarlas con mayor soltura que si lo hiciéramos rápido.

Algunas personas creen que el ejercicio de la logopedia termina cuando el niño ha empezado a hablar, pero se equivocan. Es un proceso que acompaña todo el proceso de crecimiento del niño, también en la etapa adolescente y joven.

Por ejemplo, leer historias a los niños, preguntarles cómo les ha ido en la escuela o en la parque, parecen comportamientos muy naturales y sencillos. Sin embargo, les estamos estimulando a comunicarse, articular palabras, contar una experiencia utilizando el lenguaje.

Otros ejercicios tienen que ver con las facultades respiratorias de las personas. Todas las terapias de voz influyen en la educación funcional del habla.

Ejercicios como la respiración diafragmática y la relajación son practicados no sólo por personas que presentan trastornos del habla, sino también por personas que necesitan sacar todo su potencial, como cantantes o locutores de radio.

A veces los problemas a la hora de articular palabras (dislalia) se deben a malformaciones en los órganos que intervienen en el habla. Para este tipo de personas, se realizan ejercicios específicos para pronunciar fonemas que les resultan complicados, como por ejemplo la /r/ vibrante, para lo cual se repite el fonema suelto muchas veces y se aguanta el sonido, para más tarde pronunciar palabras que empiezan por “r” (Ramón, Roberto, Rodrigo…)

En definitivas cuentas, existe una inmensa variedad de ejercicios según el problema de lenguaje que se quiere tratar.

Necesitamos la ayuda de un logopeda para emitir un diagnóstico y aplicar un tratamiento adecuado para nosotros.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.