Psicología positiva: qué es y cómo aplicarla en tu vida

psicologia positiva

 Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de la psicología positiva. Hoy día escuchamos montones de frases en todas partes donde nos dicen que es mejor pensar en positivo, buscar emociones positivas y hacer aquello que nos aporta felicidad.

Pero, ¿qué es exactamente la psicología positiva? ¿Y cómo podemos aplicarla en nuestras vidas? En este post vamos a mostrarte determinadas técnicas que puedes seguir y qué beneficios traerán a tu vida.

Qué es la psicología positiva

 La psicología no es simplemente una manera de ver el mundo que se ha originado hace poco. Se trata de una rama de la psicología, cuya escuela fue fundada por el norteamericano Martin Seligman.

Su teoría parte de sus estudios sobre la depresión, que le llevó a preguntarse por qué algunas personas adoptan una actitud optimista ante el mundo y otras no.

En su obra “La auténtica felicidad”, Seligman llegó a la conclusión de que las personas buscan la felicidad en tres cosas. Los placeres sensoriales (llevar una vida placentera en términos inmediatos), el compromiso con algo o alguien (trabajo, pareja, familia, hobbies…) y un sentido trascendente (tener un propósito en la vida).

El problema por el que mucha gente no se siente feliz es porque buscan la felicidad en los placeres sensoriales, que son temporales e inmediatos, mientras que lo segundo y lo tercero es lo que aporta una felicidad más duradera.

Durante mucho tiempo, la psicología estuvo solamente centrada en las patologías de las personas, en lo negativo, pero se habían olvidado de la parte positiva del ser humano.

En otras palabras, de la misma forma que la salud corporal va más allá de “no estar enfermo”, la psicología positiva considera que la salud emocional también va mucho más allá de “no estar en depresión”.

psicologia

¿Qué principios de psicología positiva podemos aplicar en nuestra vida?

  1. La felicidad atrae a la felicidad. Esto te podrá resultar sorprendente, pero la felicidad no es sólo una consecuencia de que las cosas van bien. Puede ser la causa de que las cosas te empiecen a ir bien. No es un fin que tienes que alcanzar; es el medio.
  1. Haz aquello que te hace sentir bien. Muchas personas pierden el tiempo con trabajos que les hacen sentir mal y que no les gustan. O parejas que les están haciendo daño un día sí y otro también. Sin embargo, que nos sentimos mal debería suponer un signo de alarma de que esto no está aportando felicidad a tu vida.
  1. Las experiencias óptimas valen más que los placeres inmediatos. Puedes disfrutar de una gran cantidad de placeres inmediatos (atiborrarte de comida, pornografía, alcohol, consumismo compulsivo…), pero el placer que eso te va a proporcionar será muy temporal. Vale más un logro vital (conseguir un objetivo) que esos pequeños placeres.
  1. Vive emociones positivas. Hay emociones positivas y negativas. Cuantas más emociones positivas tengas, más feliz serás.
  1. Sé agradecido y sonríe. Actúa de forma pro-activa para sentirte conectado con los demás. Generarás felicidad allá donde vayas, ya que la felicidad es contagiosa. Y eso, a su vez, tendrá un efecto en ti, ya que verás la respuesta positiva de otras personas.

Espero que estos sencillos principios de psicología positiva sean útiles para tu vida. Empieza desde ya a aplicarlos para ver resultados.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.