La importancia de fortalecer el suelo pélvico

suelo pelvico

 Hasta hace no mucho tiempo, la medicina desconocía la importancia del suelo pélvico. El fortalecimiento de esta zona muscular, que cierra la parte inferior de la cavidad abdominal, es esencial en la calidad de vida, especialmente de las mujeres de mediana y avanzada edad, pero también en niños pequeños desde los 5 años.

Fue el doctor Arnold Kegel (ginecólogo), en 1948, el primero que desarrolló una serie de ejercicios para tonificar y fortalecer el suelo pélvico, lo que ayuda por ejemplo a prevenir la incontinencia urinaria.

Sus ejercicios se han ido mejorando y modificando a lo largo del tiempo, pero aún permanece la base de lo que nos enseñó.

En este post nos gustaría hablarte de por qué es importante fortalecer el suelo pélvico y qué ejercicios debes realizar para conseguirlo.

Qué ventajas tiene fortalecer el suelo pélvico

 Según los expertos en fisioterapia, tonificar y fortalecer los músculos y ligamentos de esta parte del cuerpo nos ayuda a:

  • Resolver problemas de disfunción sexual y mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales.
  • Ayuda a las mujeres embarazadas, tanto en el período pre-parto, como durante el parto y el post-parto.
  • Nos permite mejorar nuestra postura corporal global
  • Ayuda a prevenir problemas de incontinencia urinaria y recuperar el control del esfínter.

¿Qué ejercicios podemos hacer para el fortalecimiento del suelo pélvico?

 Antes de poder realizar los ejercicios de Kegel, los más recomendados en este área, conviene identificar dónde está el suelo pélvico en nuestro cuerpo.

Para ello, lo primero que debes hacer es imaginar que estás cortando la micción, o detener el flujo de orina durante un poco de tiempo. Esto permitirá que puedas notar actividad en el área de estos músculos, lo que permitirá identificar su localización exacta.

Una vez que ya sabes dónde se localizan, sigamos algunas indicaciones para realizar los ejercicios de Kegel. Estos consisten, básicamente, en contraer y relajar, de forma sucesiva, los músculos del suelo pélvico. Necesitas lo siguiente:

suelo-pelvico
suelo-pelvico
  1. Aunque puedes hacer los ejercicios en cualquier situación, lo mejor es que te coloques sentada y te relajes.
  1. Identifica la localización de tus músculos como te hemos indicado.
  1. Contrae el suelo pélvico durante 4 segundos y aguanta. A continuación, relájalos.
  1. Repite este movimiento unas 10 veces seguidas, unas cinco veces al día o más.
  1. No realices estos ejercicios mientras estás orinando.
  2. Cuando contraes el suelo pélvico, no es necesario que contengas la respiración. Mantente relajado.
  1. Si notas dolor en el abdomen o la espalda, probablemente es que no estás realizando el ejercicio correctamente. Comprueba que has identificado correctamente la localización del suelo pélvico.
  1. No practiques estos ejercicios en exceso. A lo largo de todo un día, no deberías dedicarle más de diez minutos en su conjunto.
  1. Realiza estos ejercicios de manera regular a lo largo de toda la vida. A partir de los tres meses, muchas mujeres embarazadas empiezan a notar una notable mejoría.

Esperamos que puedas comprender la importancia de fortalecer los músculos del suelo pélvico para tu salud. ¿Estás realizando los ejercicios de Kegel de forma habitual?